La coca es una planta originaria de América del sur, se cultiva desde el norte de Colombia, hasta la región de Cochabamba en Bolivia, en la zona denominada  ceja de selva. Aparte de los citados países latinoamericanos, en la actualidad también se cultiva en Brasil, la India y Pakistán. Es sensible al frio, exigiendo unas  condiciones de suelo muy particulares; las más idóneas son: Altitud unos 600 metros, temperatura media de 20 grados, una humedad del 90%, debiendo los suelos ser ricos en nitrógeno. El arbusto de la coca es una planta de hoja perenne, sus hojas son de color verde, tiene una corteza rugosa de color pardo rojizo, pudiendo alcanzar una altura de 6 metros, en las condiciones de cultivo más favorables, sin embargo, no se les suele dejar que alcancen esta altura, especialmente por que dificultaría la recolección de sus hojas, por ello se les cortan las guías con el fin de que no lleguen a crecer mas de 2 metros. Existen dos tipos de coca, una es de un verde intenso, conteniendo una menor cantidad de alcaloides, pero ofreciendo un sabor agradable, por lo que es el tipo preferido pro los indígenas para masticarla. La otra es más corta y redonda, por lo que es la preferida los traficantes. La hoja de coca fue utilizada por los pueblos andinos desde tiempos antiquísimos, para actos rituales y como medicina. Durante la cultura Tiawanacota y posteriormente el Estado del Tawantinsuyo, la hoja de coca fue considerada sagrada por sus cualidades curativas y conociendo sus efectos estimulantes, mantuvieron el control de su uso y consumo, siendo usado solo para fines medicinales, como hierba por los qolliris especialistas en medicina andina, y en actos religiosos  por los yatires, así como las clases sociales más privilegiadas lo usaban en el seno de ceremonias religiosas.   Con la llegada de los españoles el consumo de coca se extiende por toda la zona de los andes, a esto contribuyo el hecho de que, debido a sus propiedades estimulativas, la coca disminuía el apetito y aumentaba el rendimiento de los indígenas en el trabajo, de esta forma los conquistadores estimularon el consumo de la coca, que se generalizo entre la población indígena, perdiendo su carácter mágico-religioso y llego incluso a ser utilizada como pago de parte del salario de los trabajadores de las minas. En 1858 Niemann y Walter aíslan la cocaína, alcaloide activo de la coca. En un principio se empleo en medicina por sus propiedades anestésicas. Posteriormente se inicio su consumo como droga el cual ha ido creciendo a nivel mundial, desvirtuando su uso que le dieron los pueblos indígenas de andes centrales.

Comparte este sitio!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Estadísticas

103315
Hoy
Esta Semana
Este Mes
Total
150
1150
3703
103315

Hora: 2017-08-19 16:36:24