La cultura de Tiawanaku, fue un pueblo que baso su desarrollo tecnológico en la observación del cosmos, quienes lo realizaban eran los grandes sabios, para utilizaban lagunas artificiales en donde observaban el movimiento de los astros. A través de estas observaciones, pudieron calcular el tiempo anual en 13 meses lunares de 28 días. Sus meses se asocian a las particularidades de producción agroganadera y de allí derivan sus nombres. Para compatibilizarlos con el calendario occidental cristiano podemos mencionar que el calendario aymara muestra las siguientes características mensuales.   Enero:       En lengua aymara se denomina CHINUQA, que proviene del insecto chimu chimu, que aparece en este mes.   Febrero:    En lengua aymara se le denomina ANATA, que significa período o época de carnavales, que son juegos de festejos de la producción.   Marzo:      En lengua aymara se le denomina ACHUQA, que significa período en el que todos los sembradíos ya han producidos o están en plena producción.   Abril:         En lengua aymara se le denomina a QASIWI. Que significa que todos los sembradíos han madurado y se vuelven amarillos antes de morir.   Mayo:        En lengua aymara se le denomina LLAMAYU, que en todas partes se realiza la cosecha.   Junio:        En lengua aymara se le denomina MACHAQ MARA, esta fecha marca el fin del de año andino y comienzo de uno nuevo, según su ciclo agronómico.   Julio:                 En lengua aymara se le denomina WILLKAKUTI, que significa que el sol vuelve a renacer, en el sentido que el sol inicia su regreso hacia el hemisferio sur.   Agosto:     En lengua aymara se le denomina WILANCHA, que significa el mes de ofrendas y rituales a la pachamama, para solicitar favores de mejores producciones de sus campos, que en esta fecha inician el proceso de siembra del nuevo ciclo.   Septiembre:       En lengua aymara se le denomina SATA, que significa período de la primera siembra.   Octubre:    En lengua aymara se le denomina TAYPISATA, que significa la época de plena siembra.   Noviembre:   En lengua aymara se le denomina QHIPASATA, que significa periodo de las últimas siembras.   Diciembre:         En lengua aymara se le denomina JALLAQALLTA, que significa periodo de inicio de lluvias.

Comparte este sitio!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Estadísticas

114401
Hoy
Esta Semana
Este Mes
Total
333
1586
3217
114401

Hora: 2017-10-16 22:04:54