EL FESTEJO DEL TECHADO E INAUGURACION DE UNA CASA. El Achocalla, es el festejo del techado e inauguración de una casa nueva, se termina con ayuda gratuita de los demás, es una costumbre antiquísima de los pueblos andinos.   De acuerdo a la costumbre andina, en tiempos pasados, cada vez cuando se construye una casa, después de levantar y construir las paredes o muros, se procedía a realizar la última etapa, correspondiente al techado de la casa.   Esta última etapa, era muy importante en la vida socia de la comunidad o pueblo andino, ya que en ella, intervenía toda la comunidad que acompaña al duelo de la nueva casa a terminarla, es un trabajo comunitario. Desde muy temprano se iniciaba la faena de colocar los tijerales y la paja brava como cubierta, hoy comúnmente se usa la calima. Todos colaboraban, las mujeres se dedican a cocinar, los hombres a realizar las tareas pesadas del techado, los niños en labores menores, no se descansaba hasta haber terminado la techumbre. Una vez terminado las paredes, antes del inicio de los tijerales de la casa se realizaba la ceremonia de la Wilancha de un llamo, la sangre del animal se esparce por las paredes de la nueva casa y también se realizan actos rituales en las cuatro esquinas de la nueva casa, en  homenaje ritual a los “Achachilas” y a la “Pacha Mama”. Esto es un acto ritual de permiso para habitarla.   Una vez terminado la techumbre se inicia el festejo “El Achocalla”. Dentro de la habitación techada se realiza entonces la danza. Hombres y mujeres jóvenes colocan al dueño de la casa en el centro y bailan en rueda, cogidos de las manos al compás de guitarras, quenas y charangos, al son de cantos y música de wayños andinos.

Comparte este sitio!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Estadísticas

093693
Hoy
Esta Semana
Este Mes
Total
649
9010
14390
93693

Hora: 2017-06-26 18:52:18